Noticias del Sector
  Agricultura
  Ganadería
  Producciones Alternativas
  Agroindustria
  Clima
  Indicadores
  Agenda

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
< Volver
VENTAJA DEL RIEGO POR CAUDAL DISCONTINUO 03-01-16
 

Este sistema de riego aumenta la eficiencia de riego entre un 80% y 85%).

El objetivo del riego es satisfacer las necesidades hídricas de los cultivos aplicando el agua en forma eficiente, sin alterar la fertilidad del suelo. Con esto, lo que se pretende es que la mayor parte del agua quede almacenada junto al sistema radicular a disposición de la planta.


La selección del método de riego se basa en criterios que tienen relación con el cultivo, tipo de suelo, topografía, clima, disponibilidad de mano de obra. El recurso agua a disposición del predio en cuanto a caudal, tiempo e intervalos de entregas, es sin duda un criterio de peso tal que puede prácticamente determinar el método de riego a utilizar.


En general, una inversión mayor en el desarrollo físico de las tierras, se traduce en menores costos de operación.


El riego por impulso o caudal discontinuo es una técnica que consiste en aplicar agua a baja presión, a un conjunto de surcos o melga, en forma intermitente, mediante la utilización de tuberías con pequeñas compuertas y de una válvula controlada por un microprocesador alimentado por una celda solar. La discontinuidad se logra cambiando la orientación del agua para un lado o el otro del dispositivo.


Caudal discontinuo vs tradicional


Para comprender más fácilmente esta técnica, es conveniente hacer una comparación con el riego tradicional de superficie que se aplica en forma continua.


Cuando regamos en forma continua, aportando agua desde la cabecera del lote y dejándola que avance a lo largo del surco, podemos observar que el tiempo de estadía del agua en el inicio de este es significativamente mayor al tiempo de permanencia del sector al final del surco. Por este motivo, tendremos una infiltración del agua en la cabecera en exceso y en defecto en el sector final. A los efectos de aplicar la suficiente cantidad de agua al final del surco, sobre todo al lote, necesariamente produce desagüe. De esta manera tenemos dos grandes desventajas:


- Pérdida de agua por infiltración profunda (percolación).


- Perdida de agua al final del lote.


En definitiva, tendremos un riego de baja eficiencia (30% - 35%).


Con el sistema de riego discontinuo se logra que el suelo se humedezca por tramos y profundidad.


En otras palabras, la metodología comprende dos etapas, avance y remojo. En el avance, el objetivo es el mojado de los surcos en toda su longitud. Esto se inicia mojando los surcos a cierta distancia -por ejemplo, un cuarto de su longitud total-, se corta el suministro de agua en este sector y se habilita el riego en otro. Mientras tanto, permitimos que el tramo anterior se “oree”; luego cortamos el agua del segundo tramo y habilitamos nuevamente el primer sector mojando, por ejemplo, otro cuarto de longitud, y así sucesivamente hasta mojar todo el largo de los surcos. Luego viene la segunda etapa que es el remojo, en el que se aplican riegos alternados en uno y otro sector. Al final tenemos un riego uniforme en toda su longitud.


Componentes


Para implementar el riego por impulso o caudal discontinuo es necesario contar con una serie de componentes.


Fuente de agua: puede provenir de un pozo, una represa, un tanque australiano, etc.


Tuberías: para la conducción desde la fuente de agua hasta la cabecera de los lotes; preferentemente de PVC, con diámetros que varían de 160 mm a 400 mm. Y para las alas con compuertas, de polietileno.


Válvula: es de aluminio y tiene una entrada macho y 2 salidas.


Controlador: es una micro computadora con pantalla solar de sencillo manejo. Para avance, ajusta automáticamente un programa que le calcula ciclos y duración correcta. Para remojo, el programa acorta automáticamente los ciclos para aplicar más agua. El mismo sistema de computación tiene un software y conectores para dar las órdenes a una bomba de inyección de fertilizantes.


Bomba fertilizadora: El kit de fertirrigación es adosable a la válvula.


Primera experiencia local, en Anta


Esta técnica surgió en los Estados Unidos en la década del 80; en la Argentina, en algunas localidades cordobesas en 1995, posteriormente en la provincia de Mendoza.


En Finca La Asunción, propiedad de Establecimientos La Negra S.A. -ubicada en el departamento de Anta, muy cerca de la localidad de Tolloche, sobre la ruta nacional 16, Salta-, recientemente se puso en marcha este método en un predio de 70 hectáreas, contando hasta al momento con muy buenos resultados.


El agua proviene de un pozo con un caudal de 280.000 l/h. Del pozo al comienzo del predio a regar existe una distancia de 500 m con tuberías de PVC. En el predio se colocaron las alas de polietileno.


La nivelación de terreno se hizo con sistema laser y la pendiente del terreno varía entre 0,12% a 0,18%, siendo el suelo de textura media.


El lote tiene forma de trapecio, se lo dividió entre 3 secciones con un largo de surcos de 320 m. Dispone de pequeños canales en la cola de los surcos para recibir y conducir agua de lluvia para que el agua que se acumule no entorpezca otros cultivos. El ciclo de riego de este predio es de aproximadamente 7 días.


En definitiva, el sistema de riego discontinuo es un método económico y de aprovechamiento integral de agua que seguramente será adoptado rápidamente por los productores. Otra de las ventajas de este sistema es que en todo el predio nivelado y con estos canales, el agua de lluvia puede ser aprovechada con la construcción de un reservorio a fin de utilizarla aguas abajo; es decir, el predio también tiene la función de “cosecha de agua”.


Condiciones del campo


Es importante que el campo esté bien nivelado. Las pendientes pueden variar de 0,1% a 1,8%. Se necesita menos de 1 m de columna de agua en la toma. Las parcelas pueden tener forma rectangular o no.


Principales ventajas de este sistema de riego:


- Se puede regar cualquier cultivo en hileras.


- Aumenta considerablemente la eficiencia de riego (80% - 85%).


- Se puede usar longitudes de 200 a 800 m, según textura de suelo.


- Controla la erosión.


- Ahorra un 30% - 50% de agua de riego.


- El riego es más uniforme.


- El costo inicial es relativamente bajo.


- Se reduce el uso de mano de obra.


- Ahorra un 20% - 25% de fertilizantes nitrogenados.


- Muy bajo costo de mantenimiento.


- Bajo consumo energético.


- Sedimentación de las partículas de arcilla en el fondo del surco.


Sobre el autor


Numan Cruz tiene una amplia trayectoria en el tema riego y drenaje de campos agrícolas. Ocupó el cargo de Jefe de Sistematización y Obras en la empresa Liag Argentina S.A., en gran parte del desarrollo de finca Tolloche (Talavera, Salta) con 29.000 ha. bajo riego y de finca Laguna Yema (Formosa) con un desarrollo de 8.000 ha. Disertó sobre riego en el PROCISUR, el IPTA (Paraguay), en seminarios internacionales celebrados en Paraguay. Actualmente dirige su propia empresa de servicios.


Por: Numan Cruz - numancruz@hotmail.com


Fuente: El Tribuno Campo


Agricultura | Riego
< Volver

 

 

Todos los derechos reservados - AgroNoa - Copyright © 2006 - Diseño: BarNews Reseach Group